Electrodomésticos

4 CONSEJOS PARA CUIDAR TÚ LAVADORA

Para que tú lavadora se mantenga en óptimas condiciones y así evitar que acumule suciedad, y transmita malos olores a nuestras prendas, es conveniente realizar una limpieza regular, por lo menos una vez al mes.

1.- LIMPIEZA DEL TAMBOR

Para evitar los malos olores y la formación de moho, te recomendamos limpiar tu lavadora con vinagre.  La combinación de agua caliente y vinagre de manzana, es una fórmula efectiva para limpiar las superficies, ya que elimina bacterias, hongos y manchas difíciles.

Ingredientes: Agua caliente y ½ taza de vinagre de manzana (125 ml)

¿Qué debes hacer?

Llena la lavadora con agua caliente, agrega el vinagre de manzana e inicia un ciclo corto.

Una vez se cumpla, abre la lavadora y déjala ventilar durante una hora.

2.- LIMPIEZA DEL FILTRO

La goma o sello es la parte donde más se concentra el moho y los malos olores debido a que retiene humedad.  Si bien este puede secarse después de cada lavado con una toalla o trapo, casi siempre se quedan residuos.  Para dejarla libre de hongos y gérmenes, proponemos aprovechar el poder antiséptico del agua oxigenada y el limón.

Ingredientes:

3 litros de agua

¼ de taza de jugo de limón (62 ml)

1 taza de agua oxigenada (250 ml)

¿Qué debes hacer?

Extrae el jugo de limón fresco, agrégalo a un balde con tres litros de agua y, de inmediato, incorpora el agua oxigenada.

Observa bien cómo está puesta la goma para que, luego de voltearla, no tengas dificultades de dejarla de nuevo en su sitio.

Una vez identifiques el moho, rocíale el desinfectante de limón y frótalo con una esponja.

Sigue todo el camino de la goma para que no quede ni un solo lugar con hongos.

Antes de volver a colocarla bien, rocía un poco más de la mezcla y pasa un paño seco.

4.- LIMPIEZA DE LOS COMPARTIMENTOS DEL JABÓN Y SUAVIZANTE

Los dispensadores para el jabón y el suavizante suelen acumular muchos residuos, en especial cuando utilizamos detergente en polvo. Su limpieza es tan sencilla como necesaria, ya que las sustancias adheridas pueden fermentarse y provocar olores indeseados.

Ingredientes: 1 taza de vinagre blanco (250 ml) y 1 litro de agua caliente

¿Qué debes hacer?

Diluye una taza de vinagre blanco en un litro de agua caliente.

Saca los compartimientos de la lavadora y sumérgelos en el preparado.

Déjalos en remojo durante 10 minutos, aclara y sécalos bien.

Si estos no son desmontables, rocía la misma mezcla y frótala con una esponja.

Recuerda, Almacenes familiar se preocupa por la vida útil de tus electrodomésticos, sin duda con estos consejos tu lavadora se mantendrá como nueva.

Visita nuestro catálogo de productos y entérate de las nuevas tendencias en lavadoras.

Las mejores marcas sólo en: www.almacenesfamiliar.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *